Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

DAR A DIOS LO QUE ES DE DIOS Y DAR AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR

La deferencia de Trump hacia los derechos de los Estados

El expresidente Trump publicó esta semana un vídeo en el que describe su posición sobre el aborto, un tema importante para las elecciones de noviembre.

En un video de 4 minutos publicado el lunes en Truth Social, señaló la anulación de Roe v. Wade en 2022 como su estrella polar política. El vídeo ha decepcionado a muchos conservadores y ha provocado que los católicos se enfrenten a las verdades morales frente a la conveniencia política.

«Mi opinión es que ahora tenemos el aborto donde todos lo querían desde un punto de vista legal», dijo Trump, «los Estados lo determinarán mediante votación o legislación o tal vez ambas cosas, y lo que decidan debe ser la ley. En este caso, la ley del Estado.»

“Al final del día, todo esto depende de la voluntad del pueblo”, añadió el presunto candidato republicano a la presidencia. “Debes seguir tu corazón o, en muchos casos, tu religión o tu fe”.

Reacciones provida

Las reacciones a la declaración de Trump, especialmente entre los defensores de la vida, fueron críticas, algunas teñidas de resignación, pero medidas a la luz de las elecciones de noviembre en las que habrá mucho en juego.

Susan B. Anthony Pro-Life America (SBA), un importante grupo provida, expresó su «profunda decepción» por la posición de Trump. La presidenta de la SBA, Marjorie Dannenfelser, conversa al catolicismo, no está de acuerdo con la deferencia de Trump hacia los derechos de los Estados.

“Decir que el tema ‘vuelve a los estados’ cede el debate nacional a los demócratas que están trabajando incansablemente para promulgar una legislación que permita el aborto durante los nueve meses de embarazo. Si tienen éxito, acabarán con los derechos de los Estados», afirmó.

«Los niños no nacidos y sus madres merecen protección nacional y defensa nacional frente a la brutalidad de la industria del aborto», afirmó.

A pesar de la decepción, la SBA no parece estar cumpliendo con los planes que anunció el año pasado de oponerse a cualquier candidato presidencial que “se niegue a aceptar” un límite federal de 15 semanas.

Dannenfelser también declaró: “Con vidas en juego, SBA Pro-Life America y las bases provida trabajarán incansablemente para derrotar al presidente Biden y a los demócratas extremistas del Congreso”.

El presidente de CatholicVote, Brian Burch, también intervino y dijo que dejar el tema en manos de los Estados “no era suficiente”, pero agregó que su organización confía en que “una administración Trump contará con personal provida comprometido con políticas provida”.

«El contraste entre Joe Biden y los demócratas y el presidente Trump es inequívoco. Los votantes provida sólo tienen una opción en noviembre», concluyó.

Otros grupos provida también han reafirmado su compromiso de elegir a Trump, incluidos Students for Life, Faith and Freedom Coalition, Family Research Council y National Right to Life.

La respuesta del Obispo Joseph Strickland, también conocido como «el obispo de Estados Unidos», se destacó en la refriega por su inquebrantable fidelidad a las enseñanzas de la Iglesia. Conocido por su valentía al hablar sobre la existencia de absolutos morales y la preeminencia del tema del aborto, lamentó la posición de Trump.

«Nuestra nación se encuentra en un estado triste cuando no tenemos un candidato presidencial dispuesto a defender con firmeza la santidad de la vida de los no nacidos. Un candidato dice que asesinar a los no nacidos debería ser un derecho, el otro dice que simplemente dejemos que los Estados decidan. Ninguno de los dos está a favor de la santidad de la vida», dijo el obispo.

Lila Rose, quien ha sido criticada por ganarse la vida con el movimiento provida, también emitió una declaración inequívoca:

«Matar bebés siempre está mal. El presidente Trump no es un candidato provida. Es mucho menos proaborto que Biden, pero apoya matar a algunos niños no nacidos e incluso con esa postura está intentando conseguir algunos votos de los partidarios del aborto.»

Medios de comunicación social

La necesidad política de una respuesta mesurada de Trump al tema del aborto (si quiere ganar las elecciones) fue un hilo conductor en las redes sociales.

«Si Trump o cualquier otro presidente republicano buscara lograr una prohibición federal del aborto, no sería prudente anunciarlo durante la campaña electoral. No sé cuáles son las intenciones de Trump, pero mucha gente dará la espalda al tipo que consiguió que se anulara Roe v Wade”.

El autor y comentarista político Michael Knowles, que también es católico, se preguntó sobre la elegibilidad de cualquier candidato republicano con fuertes opiniones provida:

¿Ha habido o podría haber hoy algún candidato presidencial del Partido Republicano, que sea remotamente elegible, con una visión diferente? Uno espera que las cosas mejoren a medida que avance el movimiento provida, pero ¿qué mejor opción podría haber hoy?»

Otro pasó por alto la decepción sobre Trump a la hora de pronunciarse duramente contra el aborto al publicar: «Ningún presidente ha hecho tanto por el movimiento provida. La única manera de ganar es ganando poder y volviendo a llevar la conversación a la voluntad de Dios. No podemos hacer eso con una estrategia torpe que sólo haría perder elecciones clave. -Los pro vida sólo tienen una opción.

Otro tema polémico

Trump también habló de su apoyo a la fertilización in vitro (IFV), una práctica que el Vaticano ha condenado.

Colocando el tema bajo el paraguas de «la creación de familias fuertes, prósperas y saludables», el expresidente dijo que apoya «la disponibilidad de tratamientos de fertilidad como la FIV en todos los Estados de del Pais».

Afirmó que la «abrumadora mayoría de los ciudadanos, incluida la gran mayoría de republicanos, conservadores, cristianos y provida» apoyan «la FIV para parejas que están tratando de tener un precioso bebé «.

El mismo día que Trump publicó su video, el Vaticano emitió Dignitas Infinita (en latín, «dignidad infinita»), una declaración que explica la desaprobación de la Iglesia de los embarazos subrogados (entre otros temas). El documento argumenta que la FIV cosifica al bebé y afirma:

«En primer lugar, la práctica de la maternidad subrogada viola la dignidad del niño. De hecho, cada niño posee una dignidad intangible que se expresa claramente… en cada etapa de su vida: desde el momento de la concepción, en el nacimiento, creciendo como niño o niña y convertirse en adulto».

«Debido a esta dignidad inalienable, el niño tiene derecho a tener un origen plenamente humano (y no inducido artificialmente) y a recibir el regalo de una vida que manifieste tanto la dignidad del que la da como la de la que la recibe».

Cierre

Una persona que lidia con las implicaciones morales y políticas de la posición de Trump le señaló a este periodista que la declaración de Trump «aunque es un discurso de campaña», es, después de todo, un llamado al pueblo a hacer lo «correcto».

«Haz lo correcto para tu familia y haz lo correcto para ti mismo, haz lo correcto para tus hijos, haz lo correcto para nuestro país y vota. Es muy importante votar», finalizó Trump en el pronunciamiento.

También preguntó, obviamente consciente de que está tratando de reconciliar una maraña de cuestiones morales y políticas: «¿Está Trump buscando ser elegido Papa o está buscando ganar la presidencia de Estados Unidos?»


[1] Barbara Toth tiene un doctorado en retórica y composición de la Universidad Estatal de Bowling Green. Ha enseñado en universidades de Estados Unidos, China y Arabia Saudita. Trabajó para establecer un centro de escritura en la Universidad Princesa Nourah bint Abdulrahmen, una universidad exclusivamente para mujeres en Riad, ha sido citada en revistas en EEUU. Toth ha publicado artículos y poemas académicos y no académicos a nivel internacional.

AcaPrensa / Barbara Toht[1] / Church Militant

Compartir este artículo ...

Noticias relacionadas