Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

RADIO MARÍA DENUNCIA BLOQUEO DE SUS CUENTAS BANCARIAS EN NICARAGUA

En medio de la preocupación por las acciones del gobierno de Nicaragua contra diversas organizaciones católicas, de ayuda internacional y de índole cristiana, Radio María ha hecho público el bloqueo de sus cuentas bancarias, un movimiento que ha sido recibido con sorpresa y consternación.

Recientemente, las cuentas bancarias de Radio María en Nicaragua han sido congeladas, según ha informado la misma emisora. Se ha anunciado que ya no pueden acceder a sus fondos de ahorros depositados en el Banco de la Producción.

Según mencionó Róger Munguía, coordinador general de la emisora, se trató de un bloqueo totalmente «injustificado». Por medios externos, aseguraban que la decisión se tomó debido a que no contaban con toda la documentación requerida actualizada.

A pesar de ello, Radio María sostiene estar «segura de poder continuar su labor de evangelización».

La situación en Nicaragua es preocupante, especialmente en lo que respecta a las acciones del gobierno contra diversas organizaciones católicas, de ayuda internacional y de índole cristiana. Durante varios años, la dictadura nicaragüense ha estado arremetiendo contra estas entidades, limitando su capacidad para operar y ejercer su labor humanitaria y de apoyo a la comunidad. Esta persecución se ha manifestado a través de diversas medidas, que van desde la imposición de restricciones burocráticas hasta la intimidación y la violencia física.

Esta situación socava los esfuerzos para promover la evangelización, así como las acciones caritativas en Nicaragua, generando un clima de temor e incertidumbre entre la población. Es fundamental que la comunidad internacional esté al tanto de esta situación y continúe presionando al gobierno nicaragüense para que respete las libertades y los derechos de sus ciudadanos y de las organizaciones que trabajan en beneficio de la sociedad.

AcaPrensa / VaticanNews / InfoCatólica

Compartir este artículo ...

Noticias relacionadas