Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

OBISPO ACUSADO CHRISTOPHER SAUNDERS COMPRABA EL SILENCIO DE SUS VÍCTIMAS DE ABUSO

La secretaria -y presunta víctima- del obispo emérito de Broome, en Australia, acusado de abusos sexuales, confiesa a The Pillar que el prelado pagó dinero a algunas de sus víctimas para comprar su silencio.

Cherrille Quilty, que trabajó para el obispo de Broome, Christopher Saunders, entre 2016 y 2017 aseguró a The Pillar haber sido una de las primeras víctimas en presentar una denuncia penal contra el obispo, a quien también acusó de acoso abusivo como empleador, y en declarar en el Vaticano la investigación ordenada por las acusaciones contra Saunder bajo las normas de Vos estis lux mundo.

La exsecretaria del obispo también asegura que había una lista de docenas de jóvenes aborígenes a quienes el obispo ordenó pagos frecuentes de los fondos de la Iglesia. Saunders intimidaba y abusaba habitualmente del personal, incluida la secretaria, y no se le podía preguntar sobre los pagos ni para qué servían.

Saunders actualmente enfrenta más de 20 cargos penales relacionados con presunto abuso sexual, incluidos dos cargos de violación y 14 cargos de agresión ilegal e indecente; fue arrestado a principios de este año.

“No fui la única secretaria acosada. Conozco al menos otras dos, si no tres, que también fueron acosadas, para mantenernos en estado de terror y que no informáramos lo que sabíamos”, dijo Quilty a The Pillar. Según informes de la Australian Broadcasting Corporation , “los cargos de agresión sexual se refieren a un denunciante, y el presunto delito comenzó en 2008, cuando el denunciante tenía 16 o 17 años de edad”. ABC también informó que el obispo está acusado de tres cargos de tratos indecentes con un niño.

AcaPrensa / Carlos Esteban / InfoVaticana

Compartir este artículo ...

Noticias relacionadas