Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

ESTUDIO MUESTRA CUÁL ES LA RELACIÓN DE LOS JÓVENES CON LA RELIGIÓN

Si bien la secularización avanza en Occidente y más allá, la situación podría ser un poco más compleja y menos inequívoca de lo que se pensaría. Esto según el estudio presentado a finales de febrero en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma.

Se trata de una encuesta internacional sobre jóvenes, valores y religión, promovida por el grupo de investigación Footprints. Young People: Expectations, Ideals, Beliefs, de la misma universidad, junto a otras siete universidades de todo el mundo y con el apoyo de la agencia encuestadora española Gad3.

Uno de los resultados que se puede observar de los datos es que, si bien ese proceso de secularización avanza, va en paralelo a una tendencia menor, pero significativa: un aumento en el deseo de vivir la fe por convicción, en reemplazo de la religión “sociocultural”, es decir, la que es vivida por mera tradición.

Asimismo, el dato más interesante es que Italia es el único país en el que ante la pregunta «¿Crees en Dios?», el 32% responde: “Estoy investigando”, como subraya Cecilia Galatolo, parte del equipo que participó en el estudio.

La doctora Galatolo explicó que “a nivel nacional la fe católica está muy arraigada y todos reciben una mínima educación religiosa, por lo que, de alguna manera, incluso entre los que se van, hay una especie de nostalgia».

Añadió que la ruptura entre los jóvenes y la parroquia se produce precisamente “entre los 11 y los 14 años, en los que uno se aleja conservando a menudo buenos recuerdos”, y a ello se debe también este dato relativo a estar en “búsqueda”.

En ese sentido, al consultársele qué se puede deducir de esta investigación, la experta explicó que “en lo que respecta a Italia, resulta que la mayoría de los jóvenes tiene interés por el tema religioso. Ni siquiera un joven de cada diez se declaró indiferente a la espiritualidad (9%), mientras que el 35% declaró que cree en Dios, frente a un 11% que ha ‘dejado de creer’ y un 9% que dice no haber creído nunca”.

“Un dato relevante, que vemos sólo en nuestro país —añadió—, es la gran presencia de ‘escépticos’ o ‘esperanzados’ en la existencia de Dios. Nos referimos a aquellos que intentan creer en Dios (16%) o no saben si pueden creer en Dios o no (16%)”.

Por lo tanto, explicó Galatolo “los inciertos son entonces un buen 32% (una cifra significativamente mayor respecto a todos los demás países participantes en la encuesta). Por tanto, podemos afirmar que la mayor parte de los jóvenes italianos o tienen fe o la buscan”.

“Esto se debe a que Italia se encuentra en un momento delicado: por un lado, la llamada a la fe y a la espiritualidad es todavía fuerte en el país. Casi todos los jóvenes recibieron el Bautismo y una educación cristiana inicial. La cultura, sin embargo, los empuja a mirar más allá de Dios, a ‘secularizarse’ como gran parte del resto de Europa. El joven italiano está por tanto a menudo dividido, escindido”.

¿Por qué los jóvenes buscan la espiritualidad?

“Por aquel motivo por el cual la fe da sentido a la vida: la hace más bella. Además, según los jóvenes entrevistados, la fe está asociada a la capacidad de perdonar y de ser solidarios unos con otros. A la pregunta hecha sólo a los ateos si, a pesar de no creer en Dios, a veces rezan o si lo hacen en momentos concretos de la vida, más de uno de cada dos (52%) respondió que sí”.

¿Cómo viven los jóvenes la realidad parroquial?

“Incluso comparando nuestros datos con otras investigaciones —indicó Galatolo—, se puede evidenciar que la Iglesia (específicamente las parroquias) podría hacer más para acercarse al mundo de los jóvenes, que a menudo perciben “aburrimiento y formalidad” en los ambientes parroquiales.

“Esto no quita que entre los católicos entrevistados la Iglesia sea percibida en la mayoría de los casos (64%) como una institución humana y divina querida por Jesús para el bien de los hombres. Esto nos dice que, entre quienes permanecen o regresan a la Iglesia después de los 18 años, la imagen de la Iglesia es sustancialmente positiva y que la relación con ella es significativa en sus vidas”, afirmó.

¿Qué relación tienen con la oración?

La experta señaló que “un dato interesante es que, si se les pregunta qué imagen asocian más con Dios (prescindiendo si creen o no), para los jóvenes involucrados en la investigación de todos los países la respuesta más popular es: ‘Alguien que nos ama y tiene misericordia’; mientras que la menos pronunciada es ‘un juez que me controla’. Por lo tanto, cuando los jóvenes se dirigen a Dios —principalmente con oraciones ya formuladas por otros, pero muchos también con sus propias palabras—, se dirigen a un Dios de amor”.

Sin embargo, señaló que “entre los católicos falta todavía una plena conciencia de que Dios es ‘Alguien’ con quien entrar en una relación íntima y confidencial, por ejemplo, a través de los sacramentos”.

“Un dato que hace reflexionar es que el 53% de los católicos (por lo tanto, uno de cada dos) están convencidos de que Jesús está verdaderamente presente, no simbólicamente, en la Eucaristía (el 26% no sabe responder y el 21% —de los católicos— dice que no hay presencia real)”, añadió.

Sin embargo, “aunque aproximadamente uno de cada dos católicos cree en la presencia real de Cristo en la Eucaristía, sólo el 6% (menos de uno de cada 10 cristianos) afirma que reza ante el Santísimo Sacramento. Entre los jóvenes declaradamente católicos, el 35% frecuenta la Misa semanalmente”.

Para finalizar, indicó que “un dato muy útil para fotografiar la situación de la fe entre los jóvenes italianos es el de la confesión”.

“El 67% de los católicos reconoce su importancia (entre ellos, el 17% declara que es un aspecto fundamental). Entre los que no van a confesarse, es interesante notar que sólo el 14% declara que ‘no tienen pecados que ser perdonados’. El 51% reconoce que necesita perdón y lo pide directamente a Dios. En definitiva, los jóvenes católicos, en la mayoría de los casos, no han perdido la idea de necesitar el perdón de Dios”, señaló.

Traducido y adaptado por el equipo de ACI Prensa. Publicado originalmente en ACI Stampa.

AcaPrensa / Simone Baroncia / AciPrensa

Compartir este artículo ...

Noticias relacionadas