Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

ANUNCIAN EN DAVOS UNA NUEVA ERA DE CENSURA DE LO QUE LLAMAN «DESINFORMACIÓN»

Una de las conclusiones a las que han llegado los paladines del Nuevo Orden Mundial en su reciente encuentro en el Foro de Davos es que tienen que luchar contra lo que ellos llaman «desinformación». Es decir, quiere acabar con las informaciones y opiniones críticas contra sus tesis en temas como el aborto, la ideología de género, la soberanía de las naciones y las pandemias pasadas y futuras.

En respuesta al creciente escepticismo público hacia la agenda globalista, el Foro de Davos designó la sesión de este año como de «reconstrucción de la confianza». A lo largo del evento, varios oradores reiteraron que la «desinformación» erosiona la confianza en las instituciones internacionales y que los líderes mundiales tienen el imperativo moral de combatirla.

Tirana Hassan, Directora Ejecutiva de Human Rights Watch, vinculó el «clima de desinformación» actual con el autoritarismo. Hassan afirmó que «las señales de alarma [del autoritarismo] aparecen… con conceptos como proteger los valores familiares o salvaguardar nuestras tradiciones» y que el público debe prestarles mucha atención. «Suelen ser interesados, manipuladores y casi siempre perjudican a las personas y restringen los derechos humanos».

Hassan continuó diciendo que «otro ejemplo es cuando los derechos de las mujeres son atacados… gobiernos que dicen a las mujeres… si pueden estar embarazadas o no… en Florida, censura educativa donde se prohíbe a los estudiantes aprender sobre identidad sexual y de género».

El Informe sobre Riesgos Mundiales 2024 de Davos cita la desinformación y la falta de información como los mayores riesgos del mundo a corto plazo. El Foro lanzó una iniciativa titulada «Desinformación y COVID-19 – Inteligencia Estratégica» que promovía la narrativa dominante de respuesta a la pandemia.

Meredith Kopit Levien, Presidente y Directora General del New York Times, afirmó que «Google ha hecho verdaderos progresos en el modo en que se indexan las cosas», lo que significa que es eficaz a la hora de generar y promover el «tipo correcto» de contenido en la parte superior de la página de resultados de búsqueda, mientras que la «información indeseable» es empujada hacia abajo, lo que supone una que dificulta mucho encontrarla. Muchos usuarios están familiarizados con ello, especialmente en el contexto de la pandemia, cuando era necesario navegar a través de decenas de páginas de Google para llegar a contenidos no habituales, sólo para descubrir que, de hecho, eran correctos.

La misión de controlar el discurso también está ganando peso en la UE. En su discurso, Ursula von Leyen, Presidente de la Comisión Europea, afirmó que «para la comunidad empresarial mundial, la principal preocupación para los próximos dos años no son los conflictos ni el clima. Es la desinformación y la desinformación». Von Leyen también dijo que «los valores que apreciamos fuera de línea también deben protegerse en línea». Estos valores incluyen el acceso al aborto y la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, que figuran como prioridades de la UE en los Foros de Derechos Humanos de la ONU en 2024.

Vera Jourová, Vicepresidenta de la Comisión Europea de Valores y Transparencia, dijo que la UE «se está centrando en mejorar el sistema para que la gente obtenga los hechos correctos». Elogió las funciones de comprobación de hechos en línea y dijo que Europa «cuenta con toda la gran tecnología comprometida… para luchar contra la desinformación».

En los debates, Leyen y Jourová también hicieron referencia a la Ley de Servicios Digitales, una propuesta legislativa de la UE que establece normas para regular las plataformas y servicios en línea en toda la UE. La Ley incluye una sección sobre «mitigación de riesgos, como la manipulación y la desinformación». A partir del 17 de febrero, se espera que la Ley sea vinculante para todas las entidades reguladas y se pedirá a los Estados miembros de la UE que establezcan Coordinadores de Servicios Digitales.

AcaPrensa / C-Fam / InfoCatólica

Compartir este artículo ...

Noticias relacionadas