esnlenfrdeitpl

Meditaciones diarias

En la vida del cristiano hay un doble testimonio: el del Espíritu que abre el corazón mostrando a Jesús, y el de la persona que con la fuerza del Espíritu anuncia que el Señor vive. Un testimonio, este último, para dar no tanto con las palabras sino con la vida, incluso a costa de pagar el precio de las persecuciones.

Leer más...

Desde Pentecostés el «protagonista de la Iglesia» es el Espíritu Santo: es él quien «mueve todo», quien ayuda «a ser fuertes en el martirio» pero también a «vencer las resistencias» que pueden surgir en el seno de la comunidad cristiana misma. Es la historia de un camino —recorrido por la Iglesia desde los orígenes hasta nuestros días— la que contó el Papa Francisco en la homilía durante la misa celebrada en Santa Marta el jueves 28 de abril. Un camino que, desde las primeras discusiones entre los apóstoles, se ha visto marcado por algunas actitudes: «reunirse», «escucharse», «discutir», «rezar y decidir» con el Espíritu Santo. Es, puso de relieve el Pontífice, la senda «de la sinodalidad», en la cual «se expresa la comunión de la Iglesia», que es obra del Espíritu.

Leer más...

El cristiano, “hombre de esperanza”, sabe y testimonia que “Jesús está vivo” y “está entre nosotros”, que Jesús pide al Padre “por cada uno de nosotros” y que “regresará”. En la misa celebrada en Santa Marta el viernes 22 de abril, el Papa Francisco ha sintetizado de este modo la relación entre cada creyente y Jesús resucitado.

Leer más...

Spes contra spem, “creer contra toda esperanza”: he aquí, según san Pablo, el carné de identidad del cristiano. El cual, siguiendo los pasos de Abraham, sabe bien que “el hilo de la esperanza”, incluso en los momentos más difíciles, “corre a lo largo de la historia de la salvación: es más, es fuente de alegría”. Esta invitación a no perder nunca la esperanza, con la seguridad de que no seremos decepcionados, la volvió a proponer el Papa en la misa celebrada el jueves 17 de marzo, por la mañana, en la capilla de la Casa Santa Marta.

Leer más...

Reconocerse pecadores y ser capaces de pedir perdón es el primer paso para responder con claridad, sin entablar negociaciones, a la respuesta que Jesús nos dirige a cada uno de nosotros: “¿estás conmigo o contra mí?”. La invitación a abrirse incondicionalmente a la misericordia de Dios la lanzó el Papa durante la misa celebrada el 3 de marzo, por la mañana, en la capilla de la Casa Santa Marta.

Leer más...