esnlenfrdeitpl

El Congreso de Iowa (Estados Unidos), aprobó un proyecto de ley que prohíbe el aborto después de detectarse el latido del corazón del bebé no nacido.

El Archivo Senatorial 359, sería considerado una de las leyes más restrictivas para el aborto en el país norteamericano. En la Cámara de Representantes obtuvo 51 votos a favor y 46 en contra. Horas más tarde el Senado lo ratificó con 27 votos contra 19.

La decisión para aprobar definitivamente el proyecto depende ahora del gobernador de Iowa, Kim Reynolds.

“El gobernador Reynolds es 100% antiabortista y nunca dejará de luchar por los no nacidos”, dijo su secretaria de prensa Brenda Smith en un correo electrónico a The Associated Press.

La medida establece que un médico no puede realizar un aborto después de que se haya detectado un latido cardíaco.

La medida exigiría a los médicos evaluar a las mujeres, antes de practicarles el aborto, para determinar la presencia de latidos cardíacos fetales.

El Archivo Senatorial 359 establecería ciertas excepciones cuando se trate de violación e incesto, o cuando se encuentre en riesgo la vida de la madre.

En marzo, durante la presentación del proyecto de ley ante en el Senado, la senadora Amy Sinclair, patrocinadora del mismo, dijo que la presencia de un corazón que late es “indicación de la vida de otro ser humano”.

Los latidos cardíacos del feto se pueden detectar alrededor de las 6 y 7 semanas de embarazo.

“Por favor, tómense un momento conmigo para reflexionar sobre lo que significa ser un humano, ser una persona con derechos, para defender con fuerza su propio derecho a la vida y defender sus expectativas razonables de que su Gobierno lo apoye activamente y a todas las demás personas con un corazón latiente en un mismo esfuerzo”, dijo Sinclair.

Si el gobernador Reynolds aprueba también el proyecto de ley y un médico realiza un aborto luego de detectarse el latido cardiaco del feto, podría ser acusado de un delito Clase D y cumplir más de cinco años de prisión.

El año pasado, los republicanos de la Cámara de Representantes intentaron impulsar este proyecto de ley, pero se retiraron por falta de apoyo.

“Esta medida será el vehículo que finalmente proporcionará el cambio y brindará la oportunidad de revocar Roe vs Wade”, dijo el senador republicano Rick Bertrand, durante el debate del proyecto de ley.

El fallo Roe vs Wade legalizó el aborto en todo Estados Unidos en 1973. Esta ley ha permitido desde entonces el exterminio legal de más de 60 millones de bebés en el vientre materno.