esnlenfrdeitpl

La Iglesia universal, que alcanza a todos los pueblos del mundo según el mandato del Señor: “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones” (Mt 28,19), se hace concreta con la creación de las distintas iglesias particulares (diócesis), en las que, con la presencia de un obispo, sucesor de los apóstoles se realiza el proyecto Evangelizador, se reciben las gracias de los sacramentos y se experimenta el pastoreo del Señor.

El Valle de Aburrá, actual territorio de la Arquidiócesis de Medellín, ha pertenecido a lo largo de su historia a diferentes Iglesias particulares, hasta que en 1886 fue erigida como diócesis. A continuación detallamos ese camino, de las que podemos llamar las Iglesias madre de nuestra Arquidiócesis de Medellín.

Santa María la Antigua de Darién

El 9 de septiembre de 1513 el papa León X creó la primera diócesis en tierras continentales de América, en Santa María la Antigua del Darién, en la región del Darién, sobre el Itsmo de Panamá (actual territorio de Chocó), y que luego sería trasladada en 1520 a Ciudad de Panamá, llamándose diócesis de Panamá.

Diócesis de Santa Marta

El 9 de enero de 1533 se funda la primera diócesis de Colombia, la de Santa Marta, “madre de todas las iglesias de Colombia”, como se lee todavía en la entrada de su catedral.

Diócesis de Popayán

El 22 de Agosto de 1546 se crea la diócesis de Popayán, a la que llegó como primer obispo Don Juan del Valle en 1548; y a la que pertenecerá jurisdiccionalmente nuestro territorio hasta comienzos del siglo XIX.

Diócesis de Santa Fe de Antioquia

Se crea en 1804, pero por el proceso de la independencia el obispo que había sido nombrado, el español Fernando Cano Almirante nunca llegó a ella, y hubo de esperarse hasta el 1 de Julio de 1828 para que llegara a ella fray Mariano Garnica y Orjuela, el primer obispo.

Desde esta época Monseñor Garnica comenzó a pedir el traslado de la sede episcopal a Medellín, pensando en un clima que fuera más benévolo y sano, y que la mayoría de parroquias de la diócesis estaban ubicadas en torno a la floreciente ciudad.

Diócesis a Medellín y Antioquia

Pero no será hasta 1868, cuando el 14 de febrero el Papa Pio IX, decrete el traslado de la diócesis a Medellín, llamándola diócesis de Medellín y Antioquia; y el 8 de Diciembre de ese mismo año llegará el primer obispo, Monseñor Valerio Antonio Jiménez, iniciando así el camino evangelizador de nuestra Arquidiócesis. Estamos celebrando por tanto los 150 años.