esnlenfrdeitpl

La Iglesia Católica a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social durante el 2017 y hasta la fecha, han atendido alrededor de 9.200 familias migrantes de Venezuela en las diócesis de Cúcuta, Riohacha, Puerto Carreño, Arauca, Barranquilla, Ipiales y Bogotá, según expresó monseñor Héctor Fabio Henao, Director del Secretariado Nacional de Pastoral Social.

“Nos hemos centrado en los puntos de frontera, ya que hay más de 280 pasos informales de Venezuela hacia Colombia. Trabajamos en Cúcuta, Riohacha, Puerto Carreño y Arauca, allí se atiende por la migración pendular, en donde las personas buscan alimentos y medicamentos pero no tienen interés de quedarse en Colombia, pero también a personas que se adentra hacia el territorio nacional”, afirmó Monseñor Henao.

Según datos oficiales en los últimos 18 meses, al incrementarse la crisis en Venezuela, por lo menos 660 mil venezolanos han pasado la frontera para quedarse en Colombia a través de los diferentes pasos fronterizos.

Por su parte Monseñor Víctor Manuel Ochoa, Obispo de Cúcuta, aseguró que la llegada de los venezolanos cada día es mayor y preocupa porque están necesitando comida, medicamentos, alojamiento y hasta electrodomésticos.

Monseñor Ochoa señaló que así como a los colombianos los atendieron y recibieron en Venezuela en épocas pasadas, ahora es la oportunidad de responder con la misma humanidad. “Es un servicio que hacemos manteniendo la dignidad. Muchos de ellos son colombianos y el número de colombianos retornados va aumentando,” puntualizó el Obispo.

La acción humanitaria se ha enfocado en ayuda alimentaria y no alimentaria, alojamiento, brigadas de atención en salud y entrega de medicamentos, asesoría jurídica y psicosocial.

Los prelados advirtieron que el Gobierno colombiano tendrá que tomar decisiones inmediatas sobre la atención de la emergencia que se presenta por al paso de venezolanos.

Al respecto Monseñor Henao comentó que Colombia tendrá que pronunciarse pronto en la ONU sobre el tema de atención a los refugiados, en el marco de una convención que se está preparando en esa organización.

Durante rueda de prensa, la Iglesia Católica Colombiana lanzó la Campaña de Cuaresma, que desde hace 36 años se realiza desde la época de cuaresma y permanece durante todo el año con el fin de recaudar recursos para atender a ciudadanos afectados por emergencias de carácter natural y/o por la violencia.

Para este año, el eslogan acogido para la campaña es el mensaje del papa Francisco: “los excluidos y marginados son nuestros hermanos... ¡Comparte con Alegría¡” La mayoría de estos recursos recaudados estarán destinados a ayudar a los venezolanos.

Cualquier ciudadano puede acercarse a cualquier parroquia del país y hacer sus aportes durante el tiempo de la campaña. Para este fin el Secretariado Nacional de Pastoral Social ha dispuesto la cuenta del Banco de Bogotá N° 08133959-0.