esnlenfrdeitpl

En Eucaristía celebrada el pasado sábado 9 de diciembre, el Nuncio Apostólico en Colombia, Monseñor Ettore Balestrero, posesionó a monseñor Pablo Emiro Salas Antelíz, como nuevo Arzobispo Metropolitano de Barranquilla.

Durante la celebración eucarística, el Nuncio Balestrero mostró su alegría por esta designación del Santo Padre Francisco, de quién manifestó su complacencia por confiar en manos de monseñor Pablo Salas a la Iglesia particular de Barranquilla.

El Nuncio de Su Santidad le expresó al nuevo Arzobispo de Barranquilla la necesidad de seguir con profundo celo pastoral la misión de construir una Iglesia en salida, que dialogue en actitud de cercanía con el hombre y la mujer de hoy.

Como signo de posesión canónica, el nuevo Arzobispo Pablo Emiro Salas fue conducido por monseñor Balestrero hacia la sede catedralicia, donde se puso la Mitra y tomó en su mano el báculo como signo del pastoreo que desde ese momento asumió del pueblo católico atlanticense.

Las autoridades, los miembros del Equipo de Animación Pastoral, las religiosas, los niños en representación de todo el pueblo de Dios en el Atlántico, se presentaron ante el nuevo Arzobispo para darle la bienvenida y ponerse a su servicio pastoral.

Monseñor Pablo Emiro Salas Antelíz, expresó sus deseos de sumarse al gran trabajo que han realizado sus antecesores, invitó a todo el pueblo a continuar en la misión pastoral que lleve el mensaje del Evangelio a todos los rincones del Departamento.

El prelado mencionó a cada uno de los municipios del Atlántico como lugar de su misión pastoral, al igual que aprovechó para agradecer a las comunidades venidas de Armenia, El Espinal y Valledupar, que se hicieron presentes en la celebración manifestando su gran afecto hacia el Obispo que los ha acompañado en su crecimiento espiritual.

Luego de la celebración, el nuevo Arzobispo de Barranquilla compartió un almuerzo con sacerdotes de Barranquilla, los visitantes de otras ciudades y sus familiares donde con sentimientos de alegría le dieron la bienvenida a su nueva misión episcopal.