esnlenfrdeitpl

El documento, que ahora estudiará la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue remitido a la Santa Sede por la Conferencia Episcopal Española. En una entrevista privada con los postuladores de la causa, el cardenal Cañizares admitió que la doctrina del obispo agustino está muy en sintonía con la sensibilidad del Papa Francisco. Por eso, cree que el nombramiento no debería tardar.

El proceso para convertir a Santo Tomás de Villanueva en doctor de la Iglesia avanza según los plazos previstos. La Santa Sede ha aceptado la solicitud remitida por la Conferencia Episcopal Española (CEE) y enviada a propuesta de la Fraternidad Agustiniana Española (FAE).

Tras la luz verde de la Santa Sede, la Congregación para la Doctrina de la Fe ya ha comenzado a estudiar la petición. Para ello, ha pedido tres copias de las obras completas del santo y ha nombrado un monseñor que se encargará del seguimiento del tema.

De esta forma, durante los próximos meses, Doctrina de la fe procederá al estudio de la obra de santo Tomás de Villanueva, del que este martes 10 de octubre se celebra su fiesta, y determinará si realmente su doctrina es eminente y su testimonio es interesante.

Testimonio de pobreza exterior

Desde la orden, se cree que el testimonio de pobreza exterior de santo Tomás de Villanueva, que le valió el apodo de el limosnero de Dios, y su esfuerzo evangelizador son los principales motivos por los que se le debe conceder el doctorado eclesial al santo.

«Su ejemplo puede dar un nuevo ardor para reactivar el anuncio del nombre de Cristo Resucitado», se lee en el documento en el que se solicita la concesión del doctorado. En el texto, también se subraya «su celo apostólico y su infatigable esfuerzo evangelizador», que «constituyen un testimonio claro y evangelizador».

Muy en sintonía con el Papa Francisco

La causa pro doctorado cuenta con un punto favorable: la profunda preocupación de santo Tomás de Villanueva «por los pobres y los problemas sociales», asegura el padre Miguel Ángel Orcasitas, que está al frente de la comisión pro doctorado. «Esto puede ser algo positivo» para su causa, añade.

En términos similares se ha pronunciado el arzobispo de Valencia –cátedra que ostentó santo Tomás de Villanueva–. En una entrevista privada con los postuladores de la causa, el cardenal Cañizares admitió que la doctrina del obispo agustino está muy en sintonía con la sensibilidad del Papa Francisco. Por eso, cree que el nombramiento no debería tardar.

La concesión del doctorado no solo ha sido apoyado por la Conferencia Episcopal Española, –la CEE aprobó casi inmediatamente el documento remitido por la Fraternidad Agustiniana Española y que está firmado por los postuladores de las tres órdenes agustinianas–.

El documento también ha recibido el beneplácito de los obispos de Panamá, que se han dirigido a Roma para apoyar que le sea concedido el doctorado a santo Tomás. Asimismo, las tres órdenes agustinas están buscando recabar más apoyos en Argentina, Perú, Estados Unidos, México o Filipinas, países donde están presentes.