esnlenfrdeitpl

La revista especializada en Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría Journal of Neurology, Neurosurgery y Psychiatry ha publicado recientemente los resultados de un estudio que revela que el matrimonio puede ser un factor clave a la hora de evitar procesos de demencia.

A través del meta análisis de diversos estudios que han escrutado la relación entre el matrimonio y los efectos sobre la salud de los contrayentes, en especial sobre los riesgos de padecer demencia, un grupo de científicos ha determinado que “estar casado se asocia con un riesgo reducido de padecer demencia en comparación con quienes han enviudado o personas solteras que alcanzan una larga vida, que además suelen estas infra diagnosticados”.

Tras realizar un exhaustivo escrutinio de 15 estudios en los que han participado 812.047 personas de Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia los autores de la investigación concluyen que los solteros que llegan a una edad avanzada tienen un 42% más de riesgo de padecer demencia que los casados.

Asimismo, las probabilidades de que una persona que ha enviudado padezca demencia es un 20% mayor que la de alguien que haya contraído matrimonio. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas en la comparación entre los divorciados y los casados en este campo.

En todo caso, los investigadores liderados por un equipo del University College London señalan que “la prevención de la demencia en personas solteras debe enfocarse en la educación y la salud física” al tiempo que se debe considerar “el posible efecto del compromiso social como un factor de riesgo modificable”.