esnlenfrdeitpl

Con un llamado a los políticos católicos para conjugar espacios de reconciliación, justicia social y equidad en el ejercicio de la política, concluyó el Encuentro de dirigentes católicos que asumen responsabilidades políticas de alto nivel en países latinoamericanos que organizó el Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM por estos días en Bogotá.

El Secretario de la Pontificia Comisión para América Latina – Cal, Doctor Guzmán Carriquiry, destacó que el encuentro permitió a altos jerarcas de la Iglesia Católica Latinoamericana y a expresidentes, ministros de gobiernos, senadores, diputados, gobernadores y alcaldes tener un diálogo franco y abierto sobre lo que debe ser la política en pro de la búsqueda del bien común.

“Ha sido un diálogo de 360 grados y hay que destacar que no es frecuente que pastores y políticos se encuentren”, señaló Carriquiry.

Por su parte, Monseñor Andrés Stavnovnik, Obispo de Corrientes Argentina, resaltó que durante el encuentro políticos con diferentes visiones se pudieron sentar y dialogar. “Gracias a la Fe, pueden encontrarse políticos de diferentes corrientes y dialogar. Esto demuestra que la fe no es incompatible con la política”, resaltó.

Para el Secretario General del CELAM, Monseñor Juan Espinoza, este encuentro representó una experiencia eclesial que ha permitido a los políticos y religiosos reconocerse como hermanos y que hay un objetivo en común que es el de construir un mundo mejor.

Durante el encuentro se habló de manera muy somera sobre la situación de Colombia en lo que respecta a proceso de paz, los diálogos con las Farc y el ELN. “No nos concentramos exclusivamente en el tema Colombia, sin embargo, hacer el encuentro en Bogotá es muy simbólico”, manifestó Carriquiry.

Si bien en la agenda el tema Colombia no fue central, durante el encuentro el Director Nacional del Secretariado Nacional de Pastoral Social, Monseñor Héctor Fabio Henao, presentó a los participantes una radiografía de la situación de nuestro país. “Deseamos que los esfuerzos por alcanzar la paz se logren en los diferentes países, principalmente en Colombia”, señaló Monseñor Espinoza.

Sumándose a las orientaciones que el Papa Francisco dejó a los colombianos durante su visita a nuestro país, el Dr. Guzmán Carriquiry señaló la importancia de que en los países se deben generar fundamentos sólidos para la paz. “Si en Colombia se piensa que con meros acuerdos de paz negociados se va llegar la pacificación del país, quizás estaríamos equivocados. Hay que crear los fundamentos más sólidos que le den realmente cimientos a lo que puede ser los procesos de pacificación”, señaló.

Entre las conclusiones del encuentro se destacó la formación en política para los jóvenes y la réplica de estos encuentros a nivel de países del continente.

Finalmente, en el encuentro se trataron temas como: la cultura de la vida, la familia, educación, inclusión social, migraciones, desarrollo con equidad, ecología integral, la cultura del encuentro, la reconciliación y la paz. Así también, se analizó la situación política de países como Colombia, Venezuela y Honduras.