esnlenfrdeitpl

“Praedicate Evangelium”, prediquen el Evangelio. Es el título provisional del borrador para la Constitución apostólica sobre la Curia romana que sustituirá a la vigente “Pastor Bonus” (de 1988).

Un primer borrador fue entregado al Papa Francisco por el Consejo de los nueve cardenales (el llamado C9), que le ayuda en la reforma de la Curia romana y en el gobierno de la Iglesia universal. Se trata de un documento de 25 páginas y que reivindica que ya ha habido varios cambios desde que comenzó el proceso de reforma a principios del Pontificado.

El C9, que se reunió en su 25o encuentro desde el pasado lunes y volverá a hacerlo del 10 al 12 de septiembre, subrayó que «siguiendo un principio de gradualidad, pedido por el Papa varias veces », no pocos cambios «para la antes dicha reforma ya ha habido» y «la misma propuesta, que el Consejo ahora entrega al Papa para todas las consideraciones él considere necesarias, oportunas y útiles, no se presenta como una realidad que debe ser descubierta, sino como un conjunto sistémico de los principios que están a la base de la reforma misma», con perspectivas para afinarla.

El «título provisional» del primer borrador es “Praedicate Evangelium”, indicó el director de la Sala de Prensa del Vaticano, Greg Burke, quien subrayó que ahora, obviamente «El Papa hará lo que le parezca», consultará a quien quiera y aportará «todos los cambios que considere oportunos, útiles y necesarios».

Después de haber recordado el origen del C9 (anunciado un mes después de la elección del papa Francisco, el 13 de abril de 2013 y creado el 28 de septiembre de ese mismo año), en el documento de siete cartillas redactado por los consejeros del Papa, coordinados por el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, se subrayan los primeros frutos de las 139 reuniones de trabajo.

Durante la reunión de esta semana, además del examen del borrador de la nueva Constitución Apostólica de la Curia Romana, el C9 también ha analizado los progresos en el proceso de reforma de la Curia, observando que, de acuerdo con un principio gradual, «varias partes de la reforma de la Curia ya se han implementado en estos cinco años de trabajo».

Durante los tres días que ha durado esta XXV reunión y la cual ha contado con la Ausencia de Su Eminencia el cardenal George Pell, monseñor Brian Ferme, Secretario del Consejo de Economía, ha presentado la reforma de la estructura financiero-organizativa de la Santa Sede y de la Gobernación.

Una reforma económica con unos objetivos claros, entre ellos, evitar los gastos innecesarios, promover la transparencia, asegurar la correcta aplicación de los principios de contabilidad y seguir el principio de doble vigilancia así como de los estándares internacionales.

Además, monseñor Ferme ha destacado como resultados positivos: un procedimiento uniforme para la preparación de presupuestos y balances, una mayor atención a los costos, una mayor cooperación y comprensión de la reforma financiera y un cambio gradual de mentalidad con respecto a la transparencia y la accountability.

Por su parte, el cardenal Sean Patrick O'Malley, informó sobre el trabajo de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores. Del 10 al 12 de septiembre de este año se llevará a cabo la próxima reunión del Consejo de Cardenales del Papa.