esnlenfrdeitpl

El Arzobispo de Cincinnati, Estados Unidos, Mons. Dennis Schnurr frenó la distribución de profilácticos en el estacionamiento de un hospital católico después de tener conocimiento de la situación a través de una denuncia en la prensa. Tras una comunicación del prelado con las autoridades de la institución, se garantizó que las labores de prevención desarrolladas en el lugar no contradigan la moral de la Iglesia.

Según el Director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Cincinnati, Mike Schafer, la distribución de los profilácticos "ya no es parte del programa de reducción de riesgo del Servicio Público de Salud del Condado de Hamilton, ejecutado desde su camioneta parqueada en el Hospital Mercy Health - Clermont".

El vocero explicó que el Arzobispo "se involucró con los líderes del Hospital con la resultante decisión de no permitir la distribución en la propiedad del Hospital".

El programa en el cual se estaba realizando la actividad hace parte de una medida de prevención de riesgo entre población consumidora de estupefacientes que incluía la distribución de jeringas para evitar el contagio del virus del VIH entre los adictos.

El Hospital Mercy Health no es propiedad ni es operado por Arquidiócesis, sino que cuenta con el patrocinio de las Hermanas de la Misericordia, las Hermanas de la Humildad de María y las Hermanas Franciscanas de los Pobres.

Una de las representantes del hospital, Nanette Bentley confirmó la noticia a CNA y afirmó que el programa del departamento de salud pública del Condado de Hamilton continuará sirviendo a la comunidad proveyendo intercambio de jeringas y acceso a pruebas y recursos, pero ya no realizará la distribución de profilácticos.

La actividad tiene por objetivo la reducción de riesgos en un programa dedicado a frenar la difusión de enfermedades como el VIH y la hepatitis C.