esnlenfrdeitpl

El aborto es uno de los temas éticos más polémicos en el mundo. Actualmente, solo 6 países no lo han legalizado en algunos casos. En el resto, todavía se sigue cuestionando si el feto siente dolor o si el aborto es un derecho de la mujer y desprotege al ser humano alegando causales como enfermedad del feto, riesgo para la vida de la madre o embarazo por violación.

La médico española y portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, defiende en un artículo que “el feto siente dolor en la semana 20, incluso antes”.

Además, la Biología atestigua que la vida fetal es distinta a la de la madre, más allá de que estén unidos durante el periodo de gestación. “Con esto se echa por tierra la teoría de que el feto es un apéndice de la madre que puede ser extirpado quirúrgicamente”, según apuntó el psicólogo Joaquín Rocha en una análisis en la revista argentina San Pablo.

Por ambos motivos, y debido a que el ser humano es único e irrepetible, con una dignidad intrínseca que no cambia en función del momento del desarrollo vital pre y post natal, 4 países de América y 2 de Europa siguen luchando por la vida.

República Dominicana

El Código Penal penaliza el aborto sin excepción. La legislación desde 1.884 se refiere a cualquier tipo de aborto, incluido el llamado aborto terapéutico, como un delito penal. Además, la Constitución establece que “el derecho a la vida es inviolable” desde la concepción hasta la muerte.

El 16 de julio de 2016, la Cámara de Diputados aprobó un nuevo Código Penal que continúa imponiendo castigos por abortos y los aumenta en ciertos casos, a pesar de que el presidente Danilo Medina solicitó al Congreso que lo permitiera en tres casos.

En este contexto, la Comisión de género de la Cámara de Diputados dominicana presentó un nuevo proyecto de ley para despenalizar el aborto cuando el embarazo pusiese en riesgo la vida de la mujer, si es el resultado de violación o incesto, o cuando hay una posibilidad mayor de que la vida del ser humano se acortará.

Al no salir adelante, se pronunció el Foro Feminista Magaly Pineda, que agrupa organizaciones defensoras de los llamados ‘derechos de la mujer’, y señaló que la penalización absoluta del aborto “es una condena para las mujeres, en especial para aquellas que viven en condición de pobreza”.

De hecho, a finales de 2017 la ONU pidió a la República Dominicana que despenalizase el aborto bajo los tres supuestos porque considera injusto que se castigue con hasta 20 años de prisión en el país.

Nicaragua

El aborto es penalizado sin excepciones, según establece el Código Penal de 2007. Incluso recientemente, un artículo del Código Penal, en vigor desde 1893, que estableció el aborto terapéutico como una forma legal, ha sido anulado.

Las madres de los abortados se enfrentan a entre uno y dos años de cárcel. Las penas para los profesionales médicos van de uno a seis años de cárcel e inhabilitación para el ejercicio de la medicina por dos a diez años.

El país penaliza todas las formas de aborto, con independencia de las circunstancias en las que se solicite, obtenga o practique

La organización Human Rights Watch, afín al lobby LGTB, criticó esta postura: “Garantizarles a mujeres y niñas el acceso a abortos seguros y legales contribuiría sustancialmente a que ejerzan de manera plena su derecho a la salud y a terminar con las muertes maternas evitables”.

El país penaliza todas las formas de aborto, con independencia de las circunstancias en las que se solicite, obtenga o practique, una decisión fuertemente rechazada por organismos como Amnistía Internacional, que lucha por promocionar el aborto en América Latina y el Caribe.

Honduras

La Constitución señala que la persona que “está a punto de nacer será considerada como nacida” y en el Código Penal se indica que el aborto será penalizado sin mencionar excepciones.

Los activistas del aborto fracasaron en un intento de despenalizar el aborto el pasado año. Varias asociaciones proabortistas presionaron al Gobierno para que se incluyeran supuestos despenalizadores en el nuevo Código Penal.

Sin embargo, los diputados finalmente desoyeron las demandas del movimiento feminista y no fue modificado.

El Salvador

Es uno de los países que más protege la vida prenatal puesto que reconoce como persona a cualquier ser humano, desde el instante de la concepción.

Al ser uno de los más restrictivos con el tema del aborto, impone penas de prisión a la madre que acabe con la vida de su hijo con hasta 50 años de cárcel.

En junio de 2016, Lorena Peña, presidenta del Congreso, presentó una propuesta de reforma del código, pero fue rechazada. En consecuencia, el aborto está absolutamente prohibido en todos los casos.

Sin embargo, Naciones Unidas continúa tratando de marcar las agendas de los Gobiernos y penetrar en las de aquellos que todavía se siguen negando a aplicar sus supuestas medidas en favor de la mujer. También pidió al país centroamericano que cumpla con sus obligaciones de lo que el organismo denomina ‘derechos humanos’, permitiendo el aborto.

Malta

Es el único país de la Unión Europea que prohíbe todos los supuestos para despenalizar el aborto. De hecho, se sanciona con penas de prisión de 18 meses a 3 años.

Ciudad del Vaticano

Del mismo modo, el Vaticano tampoco respalda el aborto en ningún caso. “Recemos juntos por los niños en peligro de interrupción del embarazo”, dijo el Papa Francisco durante una misa en la plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano.

Sobre este asunto, el catecismo de la Iglesia Católica dice de manera contundente: “La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales está el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida”.

Asimismo, indica que “la cooperación formal a un aborto constituye una falta grave La Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana”.