esnlenfrdeitpl

Ayer he recibido este mensaje por whatsapp:

“Mujeres, así debemos rezar:
- Señor, te pido sabiduría para entender a este hombre.
- Paciencia para soportarlo.
- Bondad para tratarlo.
- Amor para perdonarlo.
- No te pido fuerzas, Señor, porque si me das fuerzas... ¡¡¡lo mato!!!!

Divertido, ¿verdad?

Ahora te propongo a Vd. una lectura muy parecida, con una pequeña diferencia casi inapreciable:

“Hombres, así debemos rezar:
- Señor, te pido sabiduría para entender a esta mujer.
- Paciencia para soportarla.
- Bondad para tratarla.
- Amor para perdonarla.
- No te pido fuerzas, Señor, porque si me das fuerzas... ¡¡¡la mato!!!!

¿Te parece gracioso? ¿A qué no? ¿Y por qué éste no, pero aquél sí? ¿A qué esa asimetría en el discurso? (Pincha EN ESTE VIDEO MUY BUENO y conocerás un caso muy parecido).

¿Sabías que cada año mueren en España diez hombres asesinados por sus mujeres? ¿Sabías que en España casi dos de cada tres niños asesinados por uno de sus padres lo son por su madre?

Recuerda, no hay hombres ni mujeres, SOLO HAY SERES HUMANOS. Y entre los seres humanos los hay buenos y los hay malos, eso es todo. Las leyes que no partan de este principio, amén de inconstitucionales(1), son contrarias al sentido común y al derecho natural, vale decir, a la moral.

Que hagas mucho bien y que no recibas menos.