esnlenfrdeitpl

Tiempos del Concilio Vaticano I. Era sorprendente lo de aquel obispo. Sordo no como una tapia, sino como dos. Asistía a todas las sesiones conciliares sin enterarse prácticamente de nada, pero a la hora de votar cualquier cosa, jamás erraba en su opción. Hombre de talante conservador, ni una sola vez tenía dudas, y eso que, como decía, era sordo de solemnidad. Llegado el momento del voto jamás dudaba: esto sí, esto no, esto me abstengo.

Un día, saliendo de una de aquellas interminables sesiones, alguien le preguntó cómo era posible que, sordo como estaba, a la hora de votar no se equivocara jamás. Sonrió pícaramente el obispo para revelar su secreto. Es sencillo, explicó: me fijo en lo que vota Dupanloup, y ya sé que debo votar exactamente lo contrario.

Pues bien, a un servidor le pasa algo parecido. Si tengo dudas de lo que es bueno para la Iglesia, la fe o la moral católicas, me basta leer la opinión de Religión Digital. Lo correcto siempre será lo contrario.

Por ejemplo, teólogos. Constantemente verán en la cabecera artículos de José María Castillo, José Arregui o Juan Masiá, entre otros. Castillo, al que se le retiró la autorización para enseñar teología católica. Arregui, el franciscano hoy secularizado que fue incapaz de demostrar las acusaciones que hizo sobre las famosas listas negras del actual obispo de San Sebastián. Masiá, que también tuvo que ser removido de la docencia en Comillas. ¿Lo tienen claro? Los teólogos ensalzados por Religión Digital no son de fiar. Cuanto más ensalzados, menos de fiar.

Por ejemplo, doctrina sobre comunión a casados por la iglesia, luego divorciados civilmente y que viven maritalmente. Si Religión Digital está a favor, es que es un disparate.

Hoy mismo. Qué buena labor la de sor Lucía Caram, dominica contemplativa, que se pasa el día ayudando a los pobres. Clarísimo. Si RD piensa así, está claro que lo que debe hacer una contemplativa es estar en el convento dedicada a la contemplación.

Más cosas de hoy. Religión Digital a favor de que desaparezca de la legislación española el delito de ofensas a los sentimientos religiosos. Señal de que es bueno que permanezca.

Con esto no van a equivocarse nunca. Basta dar una vuelta por Religión Digital y fijarse en lo que apoyan y critican. Ustedes al revés. No falla.

No voy a poner más ejemplos porque mis lectores son listos por el plan antiguo y ellos solitos saben sacar sus propias conclusiones. ¿Qué Religión Digital está a favor de reconvertir los templos en comedores y albergues? Señal de que necesitamos templos para la oración.

No falla. Ustedes, como aquel obispo sordo. Si tienen dudas, acudan a Religión Digital y luego, todo lo contrario. Les auguro muchos éxitos.